miércoles, 13 de diciembre de 2006

Porteño y de Estudiantes

Uno vivió humillado y ofendido
se sintió negro, paria,
risible minoría.
adventista, croata
o bicho raro.

Uno aguantó silencios,
miradas bocayunior,
sonrisa riverplei
y condolencias.

Uno sufrió, mintió,
dijo no es nada,
se congeló el amor en un descenso,
honestamente quiso sacudir su carga.

Uno debió explicar con voz de tío
que había una vez un Lauri,
y había un Guaita,
y había una delantera,
y había un sueño dragón y una princesa,
había un rey Estudiantes de La Plata.

Uno dejó colgada durante veinte años
la foto de Zozaya,
porque sí, porque bueno, por costumbre,
porque le daba no sé qué sacarla.
Y un día la sacó
como se sacan
los relojes viejos,
el diploma de sexto
o las nostalgias
(estaba desteñida y amarilla,
y en la pared quedó como una marca
o un fantasma.)

Uno se fue,
se rechifló del fútbol,
por despecho
se volvió criticón y sociológico;
se dedicó al latín, al mus, a la política,
al ajedrez, al sánscrito, a la siesta,
a la literatura, o a Bethoven,
o simplemente a nada.

Y se indignó
y habló del opio de los pueblos,
y la revolución
que se vacía en el vicio de las canchas.

Y aguantó como un hombre,
y vio a su hijo
colgar la foto de Rattin
(justo en aquella marca)
y lo vio bostezar
de tanto cuento viejo y tanto Lauri,
tanta caperucita y príncipe encantado
y tanto rey Estudiantes de La Plata.

Uno vivió humillado y ofendido
se sintió negro, paria,
risible minoría
adventista o croata.
Entonces
¿se dan cuenta
por qué ando así
bastante bien últimamente
con sonrisa de obispo
y con dos alas?

(Humberto Costantini)

para vos, Horacio Fiebelkorn, amigazo y pincharrata

Comments:
TABLETA

Richard Samuelson


Decía Tableta a quien quisiera oírlo:
"... ¡¡¡ Que difícil es explicar porque no hay otros colores mejores que los míos!!!.
Suspiraba profundo y continuaba:
"...¡¡¡ Como lo voy a hacer si yo mismo no lo entiendo !!!

Yo no soy junior ,
ni tiburón
Tampoco gloria ,
tomba o ciclón .
No soy villero ,
boys , ni dragón
ni soy taladro ,
ni soy halcón .

Así empezaba a explicar porque era del "tri". Así lo hacía Tableta, el mas famoso fantasma poeta de la cancha del pincha. Es cierto ... 57 y 1 está llena de fantasmas. Repleta. No cabe un alfiler. Están todos; desde los mas fanáticos hasta los apenas sutiles simpatizantes. Y desde la primera hora.

Por eso fantasmas hay muchos. Agolpados y codo a codo. Algunos tienen pintados sus occipitales con rayas rojas y blancas. Otros lucen sus gorritos y bufandas coperas. Los mas utilizan la bandera pincha a modo de poncho o frazada evitando que el frío los "cale hasta los huesos". No falta alguna mortaja roja y blanca dando vueltas.

No soy del bicho ,
ni botellero .
No soy del chivo ,
ni soy cartero .
No soy naranja
ni matador
ni cervecero ,
ni tricolor .


Poetas pinchas hubo muchos; pero " Tableta" fué el único fantasma poeta del tablón. Su apodo proviene del apócope de "tablón" con "poeta". Las malas lenguas cuentan que Tableta tenía un puesto de "chorizos a la pumarola" debajo de la tribuna de la calle 1, en la angosta y antiguamente poco utilizada entrada a la altura de la esquina de 1 y 56, cerca de la puerta de la sucursal del "aquí es".

Con solo mirar el color, olisquear o tantear la viscosidad del trapo rejilla que Tableta pasaba por sobre el hule mugriento del improvisado mostrador, podía tenerse una acabada idea de la composición de la "pumarola". Sin embargo, cuando empezaba el segundo tiempo del partido, se iba lo mas campante a las gradas mas altas comiéndose el ultimo de los chorizos y regando versitos y de pumarola chorreante a todos sus vecinos del tablón. Sus dos hijas mellizas y quinceañeras quedaban "limpiando" y desarmando "el puestito". De la noche a la mañana, y vaya uno a saber en pago de que "chanchullo bien hecho", Tableta apareció como jubilado de privilegio. Entonces no vendió mas chorizos debajo de la tribuna. Paso a tener platea a nivel del piso, al costado del arco de 55.

Tableta decía que: "...cada uno tiene sus motivos para ser del equipo de sus amores y yo tengo los míos y digan lo que digan, se que en fútbol no soy hijo de nadie. Ni siquiera primo de nadie. A lo sumo soy papá de alguno...".

Ni mirasol
Ni de "La T"
Ni verdolaga
Ni capataz.
No soy gallego ,
ni soy doqueño ,
ni soy del diablo ,
ni soy bohemio .

A mi me pasa lo mismo. Al igual que Tableta, tengo la certeza de ser pincha porque mi corazón late a coro con el corazón del ruso Prátola y la camiseta tiene los colores de sus glóbulos.
La sangre pincha últimamente hierve por el estadio hasta incendiar los tablones y los rugidos del "león en celo" resuenan en los pasillos del Palacio Municipal".

No soy trapero ,
rosa , ni gallo .
Ni carasucia
Ni palometa
No soy decano
ni lujanero ,
ni trueno verde ,
ni sabalero
ni cuervo , lepra
o carcelero .

Hace años que lloro la impotencia de Poletti. Los mismos años que me despierto en plena noche gritando el gol de Etchecopar a Minoian. Todavía me sonrío cuando alguien desempolva la leyenda de los alfileres y a pesar de mis canas me enternezco cuando algún nieto pregunta " ¿Y abuelo ... cuando va a ganar el pincha ?..."

Por eso no soy canalla
ni soy quemero ;
Albo o "mil rayas" ,
ni fortinero .
Calamar , crema ,
ni chacarero .
Azul , celeste ,
ni cervecero .

Como todo pincha me doy cuenta que estoy hecho de las sutilezas de Infante y que vivo tocado por la varita del Mago. Incluso vivo la aparente contradicción de oír el piano de Madero al evocar los rechazos de Aguirre Suarez que despejaban la pelota o la tibia "calentando el ambiente". Todo en medio del aliento de la barra brava que ejecutaba como los dioses algunos versitos de Tableta. "ahí viene... ahí sale... la "p...istola" de Barale", o el estribillo mas reciente de "Alak compadre..." o el cifrado maldiciendo los "cuernitos traidores de paso a paso".

No soy canario
ni gasolero ;
Ni ojito verde
ni Bodeguero ;
Ni rayo rojo
ni camionero ,
Ni azurro , camba
o funebrero

A mi me pasa mucho más que a Tableta, porque el pincha me hizo vivir el nacimiento de una hija Victoria, un 21 de mayo, a coro con la hinchada en el gol agónico que le hizo Togneri a Nacional ... de media cancha. Y es el mismo pincha que me regaló la odisea de llevar a mi vieja - sesentona - a lo mas alto de la noche monumental en que la "bruja padre", montado en su escoba, hizo el gol de chilena. Y el mismo que ahora me hace volver , de la mano de mis nietas, a todos los grados de la escuela pincha".

Nunca usé otra camiseta...

No soy torito
ni soy violeta ,
no soy un santo
ni soy poeta
no soy tambero ,
negro o tatengue,
lechero ahogado,
Cole o merengue .

No es cierto que el pincha haya heredado la camiseta de Alumni. El pincha no usa la camiseta de nadie; en cambio es interminable la lista de clubes que copiaron la albirroja. Porque el pincha sabe que es mas que un sentimiento o una mezcla de colores. Sabe que es mas que una herencia o mil laureles. El pincha, señores es:

"el único sentimiento en alba y arrebol".

No tiene ninguna importancia que no gane siempre. O que no salga campeón mas seguido. No lo necesita. Ya se ganó todo. Estudiantes tiene laureles suficientes como para cocinar estofados domingueros "in eternum".
Por eso el pincha es el pincha. Es el que se da el sublime lujo de soltar a sus hijos mas dilectos para que paseen el mejor fútbol por el mundo y los recibe a su regreso para que terminen su campaña "en casa".

Ni topadora ,
ni candombero .
Ni salaito ,
ni tallarín .
Ni viaducto ,
mate o del globo .
Nunca bostero ;
menos gallina .
Jamas tripero
ni de otro lobo .


Es que si a Estudiantes, no lo bombearan los árbitros o no lo perjudicara el Tribunal de Disciplina no sería lo mismo.

Quien es del pincha sabe que también tiene su sabor particular ir a la cancha con toda la ilusión y volver goleado. Esas son cosas que no les pasa a los clubes grandes. Ellos necesitan ganar para sobrevivir y entonces, de la misma sencilla manera en que compran jugadores, también compran partidos. Así es como ganan siempre. Por eso no tiene el mismo sabor ser hincha de un club grande. Es que el grandote hace mucho ruido cuando cae y eso tiene su gustito. Un gustito que puede durar todo un año en el paladar del pincha.

Por eso Estudiantes tiene tanta seguridad de no ser un club grande, como certeza de no ser un club chico. Ni tanto ni tan poco. Ni xeneise ni trapero.

No soy granate
ni soy pirata
No soy charrúa ,
lila o del rojo
No soy francés
ni guaraní .
Soy del mas glorioso tri,
del león mas pincharrata.

Mi corazón grita un "dale" con el sístole y un "pincha" con el diástole, y la mano con que saludo, desde el 15 de octubre, tiene siete dedos, como la de todo pincha.

Señores soy pincharrata,
no digan que los confundo.
¡¡¡De Estudiantes de La Plata...
Del Estudiantes del mundo!!!.
 
Amigo: gracias por la pasión, aunque no compartamos los mismos colores...Viva el fulbooo!!!
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?