lunes, 24 de marzo de 2008

Padeletti otra vez

En la panadería de Perú y San Juan el poeta estaba comprando gallletitas de avena. Todo de negro vestía, hasta las zapatillas. Con su bastón, finito como un grisín, parecía dirigir una orquesta invisible.

Comments:
Que tal Rodolfo?
que bueno vivir cerca de Padeletti, es un poeta que me gusta mucho.
Los panes como epifanía!!!!
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?