lunes, 22 de septiembre de 2008

Por la calle Tres Sargentos

el empedrado de la calle Tres Sargentos
me hace un masajito en los pies
el mediodía de sol
es una bendición
que me convierte en evangelista
predicando entre la confusión

ahora piso una nube de alfajor
abro una cajita de cartón
y sale un hombre:
creo que soy yo

Comments:
Edwards, con estos días ya salgo a caminar por TRES SARGENTOS!!!!!un abrazo,

Grace
 
Rey: Me tome la libertad de reproducir este poema en mi blog.

Muy bueno amigo, un abrazo.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?