sábado, 20 de diciembre de 2008

Los hombres y el fútbol

y me doy
altísimas dosis de bolero
y nada
y pasan las nubes
y un águila sobre el mar
y nada
ejércitos sin batalla
desbordan los estadios
tipitos con poca fe
y los ratis y los buscas
en danza infinita
y me doy vuelta
en la cama mal hecha
me revuelvo como un café
y nada
sólo ese ruido Muzak
hojas que en la rama se menean
y me asalta la poesía
con puntudas amenazas
en forma de pezón o muerte
psicodelia de container
y pasan como ráfagas
las tardes violentas del fútbol argentino
las tardes del domingo
las tardes de los sábados
las tardes de los martes
las tardes de las tardes de las tardes
enlazándose como las cuentas de un rosario
colgando del cuello de un ahorcado

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?