sábado, 5 de junio de 2010

El grado cero de la imaginación



el grado cero de la imaginación
el miedo a la banalidad
y ese maldito orgullo trascendente

hoy pisaste una hormiga
y te acordaste que pertenecés
a algún orden natural
a un espacio sucesivo
donde las cosas contingen
se relacionan y se revuelcan
como las palabras en una oración
a un dios que no es el tuyo
valerio del lenguaje
petimetre del la teoría
empanada de pescado
agua de la canilla
rey del cloro
dueño de la pelota
te mandaron al arco
a defender santos y señas
claves oxidadas
por la indiferencia popular
culo de vieja bajo el tapado
hediendo a naftalina
y librito que no se le para
cuando te pasan una guitarra
en vez de tocar "Humo sobre el agua"
pensás en el nácar de los clavijeros
en el origen de la madera
en tus investigaciones omitís
los datos de la piel
las voces olvidadas en la borra del café
el whisky el rapé
las mañanitas argentinas
el privilegio de estar vivo
las mañas de la sangre
la velocidad de un taxi
en la inmensa quietud

te colgaste de las aspas del ventilador oficial
y agarrado como una laucha
girás sin parar
con el agujero fruncido
tarado de cumpleaños
mula de calesita
eugenio equis claudito

yo me pregunto:
si tanto te gusta lo complejo la estrategia
¿por qué no te anotás
en un torneo de ajedrez?
conozco un buen club
en una galería del centro

che vos gansorocosongo
colgate un calculín en la mollera
y dejá la pluma pa los indios
que andan muy cabreros

Comments:
Llegará el día en que a estas palabras se les pondrá música para que forajidos a sueldo y quinceañeros extremistas las canten en todas las canchas de algo parecido a la Argentina. Eso es lo que creemos Darwin y yo. Usted rey, como siempre, escribe con altura desde las alturas.
Gracias
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?